El dolor asociado a nuestras prácticas sexuales es algo a lo que hay que prestar atención y buscar soluciones antes de que se convierta en crónico y genere alguna disfunción sexual. No dejes que el dolor arruine tu vida sexual.

VER VIDEO